La técnica del proceso de lecho fluidizado de SCHWING es indicada para reacciones entre sustancias sólidas y gases. Un área central es la aplicación de esta técnica en el ámbito de las modificaciones superficiales de polvos innovadores y nanoescalares. La posibilidad de utilizar distintos gases reactivos (aire, N2, H2, NH3, CO2, O2, Ar, H2O(g), etc.) preferentemente en un rango de temperaturas hasta 1100 °C ofrece una multitud de nuevas aplicaciones.

Mediante plantas de procesos de lecho fluidizado se corroen, calcinan, reducen, oxidan, activan, pasivizan, cloran, secan, templan, etc. muchos óxidos metálicos, catalizadores, hidróxidos, silicatos, sales, sulfatos, hollines, pigmentos y grafitos, aunque también los gases pueden convertirse en polvos por medio del lecho fluidizado.

Los productos típicos y las aplicaciones son:

  • Producción de modificaciones de carbono → carbonización / material de ingeniería, baterías
  • Grafito, hollín → pigmentos / modificaciones de superficies / baterías, industria del neumático
  • Carbón activo → activación / desorción / instalaciones de abastecimiento de agua, limpieza con productos químicos, ropa
  • Dióxido de titanio → maleabilización / recubrimiento / fabricación de pigmentos, pinturas y barniz, cremas
  • Catalizador → reciclaje / oxidación / reducción
  • Arena cuarzosa → desactivación de aglutinantes / arena de fundición
  • Silicio → calcinación / modificaciones de superficies / reciclaje de residuos de corte, células solares, silanos
  • Dióxido de silicio → ácido silícico / fibra óptica, transmisión de datos
  • Sales → carbonatos / pilas de combustible, industria del vidrio, cerámica, esmalte
  • Óxidos metálicos → maleabilización / electrotecnia, baterías, catalizadores
  • Gas/reacciones de gas → catalíticos / industria solar, producción de ácidos
  • Hidratos de carbono → almidón nativo / modificada

Beneficioso y polivalente

La técnica del proceso de lecho fluidizado es una tecnología muy amplia con la que se pueden realizar numerosos procesos químicos y físicos con materiales en polvo. En concreto, cuando se pretende un contacto gas/materia sólida, la tecnología de lecho fluidizado ofrece muchas ventajas potenciales del proceso. El requisito es

  • que exista una capa estable bien fluidizada,
  • que el producto fluya bien en un modo continuo o de batch y que de esta manera sea posible la distribución del producto,
  • que en un sistema compacto funcione bien la separación (almacenamiento) de las partículas de materia sólida del gas residual y este pueda recircular o ser emitido a la atmósfera.

En el lecho fluidizado se mantiene el producto (partículas de materia sólida) en una "nube vertical de flujo de gas" y asegura así una ejecución óptima del proceso. El potencial de ahorro energético de hasta un 40 % y otras muchas ventajas hacen del reactor de lecho fluidizado una verdadera alternativa al horno tubular giratorio (para detalles véase tabla).

   ¿Quiere Usted saber más?
Llámenos al número +49 2845 930-115, envíenos un e-mail o diríjase directamente a su persona de contacto.

Con el fin de poder hacerle llegar la información que más se ajuste a sus preguntas o necesidades específicas rogamos utilice el formulario de consulta "Técnica del proceso de fluidización" (solamente en inglés).