Los años de experiencia en limpieza térmica condujeron a la idea de aplicar la técnica de lecho fluidizado para la realización de reacciones químicas a altas temperaturas. En base a la placa escalable de distribución SCHWING diseña las instalaciones en conformidad con el perfil exigido. La tecnología de medición y de regulación más vanguardista de los reactores de lecho fluidizado de SCHWING garantiza el control preciso y la reproducibilidad de los procesos termoquímicos, en los que es posible alcanzar temperaturas de hasta 1100 °C o presiones del proceso de hasta 15 bares y la utilización de medios agresivos.

Si se requiriera se pueden integrar en el lecho fluidizado filtros de aire caliente que pueden ser sometidos a limpieza periódica en los reactores para depurar el aire de salida y para el reciclaje de la materia sólida. Las plantas de lecho fluidizado pueden trabajar en régimen continuo o discontinuo.

Infórmese en las siguientes páginas acerca de la fascinante diversidad de la técnica del proceso de lecho fluidizado:

   ¿Quiere Usted saber más?
Llámenos al número +49 2845 930-115, envíenos un e-mail o diríjase directamente a su persona de contacto.